Muchas personas se preocupan por el pastel de su boda y no es para menos. El pastel es el diamante de la corona de tu día, pues juega con la imaginación y el paladar de los asistentes.

Pero no sufras más, te vamos a dar los tips necesarios para que sepas elegir tu pastel ideal.

Si eres de los que prefieren apostar por lo clásico, has de tener en cuenta los siguientes factores en la elección de tu pastel:

  • El sabor es clave, pues ha de adaptarse al gusto tanto de los novios como de los invitados.

  • El color suele depender de la temporada en la que se realice el evento, pero se puede adaptar a todos los gustos para deslumbrar al que lo vea.

  • La figurita es la guinda del pastel (y nunca mejor dicho). En la actualidad se facilita a los novios la elección de dicha figurita ofreciéndoles diferentes modelos con varias posiciones, colores o formas.

Si prefieres apostar por algo más innovador, no te pierdas las nuevas tendencias que te proponemos a continuación:

  • Para acertar con el sabor y evitar que alguien se quede sin su trozo de pastel, prueba con mini-tartas o pastelitos de varios sabores. Un acierto asegurado que hará feliz a tus invitados.

  • El efecto marmolado ha cogido fuerza estos años, pues combinando colores gris y dorado con blanco se consigue un efecto sencillo y elegante que cautiva a cualquier persona. Si prefieres los colores vibrantes puedes probar con azules, rojizos o rosados, dándole un toque más vivo a tu pastel.

  • Por otra parte, los efectos metalizados te permitirán sorprender a tus invitados: pinceladas de dorado, elementos naturales, decoración rococó y perlas de azúcar son algunos de los elementos que convertirán tu pastel en una obra de arte.

  • Si prefieres el efecto pizarra conseguido gracias al fondant negro, podrás incluir mensajes personalizados que, acompañados de flores o elementos naturales, aportarán un estilo vintage a tu celebración.

Finalmente, si no te ha parecido suficiente y prefieres algo todavía más personal, puedes elegir un pastel más original adaptado a las preferencias y aficiones de los novios, como podría ser un pastel marítimo, automovilístico o mexicano, por ejemplo.